El martes 13 de junio a los 19.00 horas los fotogasteiztarras tendremos la inmensa suerte de aprender con un street photographer: el fotógrafo urbano Jontxu Fernández (1971, Berango, Bizkaia), cuyas fotos nos tienen fascinados en FotoGasteiz. Y a buen seguro, a vosotros también. Su foto callejera a color… La de blanco y negro… Todo su trabajo, ¡ya lo veréis!

Su portafolio es impresionante. Su mochila, chiquitita. Y su pasión, inmensa.

Os lo presentamos, para que sepáis más de él antes de conocerle en persona el martes día 13:

Jontxu y la fotografía

Formado en Estudios de Audiovisuales, Jontxu realizó sus primeros estudios de fotografía en el Instituto cursando 1ºBUP montando un laboratorio en B/N con un profesor y unos pocos alumnos.

Previamente realizaba fotos junto a su padre, que tenia una gran afición. “Se puede decir que gracias a el empecé a fotografiar”, nos confiesa a FotoGasteiz.

“Después de finalizar COU realicé mis estudios de Imagen y Sonido. La fotografía y el vídeo se convirtieron en mis obsesiones“, nos cuenta.

“Por razones de oportunidad laboral empecé a trabajar más en el mundo audiovisual, inicialmente en ETB durante tres años realizando distintas tareas. Posteriormente, en 1998 me fui a Madrid a trabajar durante cuatro años en Telecinco. En el 2002 volví a Bilbao a trabajar en una productora como postproductor. En el 2005 junto a unos compañeros montamos una productora y a día de hoy trabajo como operador de cámara y postproductor en Arbela Films“.

“En 2011 me compré mi primera cámara digital”

“En cuanto la fotografía, tuve un parón entre el paso del analógico al digital ya que me coincidió con la paternidad y mucha carga de trabajo. En el 2011 me compré mi primera cámara digital y a partir de entonces se puede decir que es cuando más he crecido como fotógrafo. Para mí la fotografía es una manera de expresarme, nunca voy a fotografiar de una manera preconcebida, es decir, me gusta salir a fotografiar lo que surja, sin definir ningún tipo de proyecto o similar”.

Por interesantes, resaltamos fragmentos de entrevistas que ha concedido anteriormente Jontxu

Defínete como fotógrafo y explica cómo y por qué eliges este género fotográfico.

Fotógrafo documental y de calle.

Es el tipo de fotografía con el que más cómodo me siento. Es estar abierto a lo que sucede a nuestro alrededor y documentarlo, capturar lo que nos interesa en un pequeño rectángulo sin que podamos preparar nada en absoluto, en definitiva adelantarse y prever, estar atento… componer… y fotografiar.

Un buena fotografía es la que… me gustaría haberla hecho yo.

La fotografía que se me escapó… es la que me hace aprender del error por la cual no la hice.

La mejor cámara para mí es… la que en ese momento tenga en la mano, normalmente es la misma y si no el móvil.

En mi mochila llevo… una batería extra y la documentación.

Tu fotografía o proyecto favorito.

En cuanto a la fotografía puramente de calle no tengo preparado, ni siquiera a la vista ningún proyecto… en un futuro quizás, pero no lo tengo claro, cuando salgo a la calle fotografío sin tener nada en mente. No considero que tenga un cuerpo de imágenes lo suficientemente potente como para dedicar una serie o algo por el estilo.

En cuanto a fotografía documental he realizado muy poquitas cosas, pero lo he disfrutado mucho. Por ser el último sería el de Baserritarrak. Son en su mayoría unos retratos muy sencillos, realizados mientras grabábamos un programa para Eitb.

¿Cómo empezó todo?

De pequeño sentí la necesidad de realizar fotografías, siempre andaba detrás de mi padre pidiéndole su cámara para poder inmortalizar esos momentos familiares en vacaciones y fiestas. Más adelante en el instituto empecé a experimentar con el laboratorio en blanco y negro y ya me regalaron una réflex que únicamente tenía el modo manual y con la que aprendí toda la técnica necesaria . Seguido cursé Imagen y Sonido, tenía claro que tenía que trabajar en algo relacionado con la imagen, de hecho mi profesión hoy en día es operador de cámara y postproductor, lo cual me hizo centrarme más en el trabajo y el vídeo, abandonando temporalmente la fotografía. Hace 6 años me compré mi primera cámara digital y desde entonces he seguido fotografiando casi ininterrumpidamente. Hoy en día la fotografía, y más concretamente la urbana, la realizo sin ninguna pretensión más que la de disfrutar de ella.

¿Qué consejo podrías compartir con nosotros?

No sé…, pero quizás lo mejor es fijarse en los buenos, y ser muy exigente con uno mismo, ver fotos de los grandes y comprar sus libros, ver qué recorrido han tenido y aprender de ellos. No perder el tiempo en el tipo de cámaras, comparativas, etc y salir a realizar fotos, cuantas más veces salgamos… mejor.

¿Blanco y negro o color? 

Yo no me pongo límite en cuanto al blanco y negro o color, con los dos estoy igual de cómodo. Si es verdad que comencé mayormente a fotografiar en blanco y negro, pero a medida que fui progresando y viendo a autores de color, me fui familiarizando con la forma de fotografiar en color, y aprendí a ver la luz a través de los colores. Creo que es más complicado hacerlo en color ya que hay que tener en cuenta más cosas que con el blanco y negro. Cuando voy a la calle a fotografiar no voy pensando que lo voy a hace en blanco y negro o color, esa decisión la dejo para el momento concreto en el que aprieto el disparador, que dependiendo de la luz que haya y los colores prevalecientes me hacen formarme una idea de cómo va a ser la foto. Si que es verdad que cada vez hago más fotos en color que en blanco y negro.

¿Nos enseñas tu bolso y su contenido?

El 80% de las fotos de calle las realizo con una Fuji x100 con el objetivo fijo de 21mm(35mm enFF). Me permite pasar desapercibido, es ligera y la calidad que da me gusta mucho, eso sí: siempre disparo en RAW y revelo en Lightroom; y el resto con una 5D MKII y un 35mm de focal fija. Una batería extra y dinero para tomarme un café y descansar un rato.

¿Si tuvieras que escoger una foto tuya, cuál sería y por qué?

Mientras hacía unas fotos que me pidieron para el centro de Cultura ‘Azkuna Zentroa’ en Bilbao, estaba al lado de unas escaleras que tenía una única lámpara iluminándolas, y me pareció que creaba una atmósfera genial. Esperé a que pasara alguien, ya que el juego triangular de las escaleras que me hacía de marco en la parte izquierda junto con ese punto de luz suave reforzaba ese punto claustrofóbico que tienen las escaleras, además de subexponer la imagen para acentuar esa sensación. La mirada a contraluz del chico finalmente es la que le da más valor aún a la fotografía. Es de esas fotos que cuando las haces no tienes dudas que has fotografiado lo que has querido y por eso le doy más valor a esta que a otras que igual hayan gustado más…

Más, el día 13 a las 19.00h 🙂

Eskerrik asko fotogasteiztarras!