El fotógrafo vitoriano fallecido en su casa de San Sebastián ahora hace un año (15 de septiembre de 2015) Alberto Schommer expone su obra en la ciudad que le vio partir. La exposición comienza este viernes 2 de diciembre, coincidiendo con la semana en la que una treintena de fotogasteiztarras ha estudiado su obra en FotoGasteiz por lo que se presenta como una oportunidad ideal para acudir a empaparnos de su fotografía.

Sabemos de antemano que se trata de una muestra espectacular, pues nuestra amiga fotodonostiarra Ángela Redondo nos ha dado la noticia, tras haber tenido la suerte de disfrutarla en primicia.

Podrá verse hasta el 19 de marzo de 2017 en la planta baja de Tabakalera (Plaza de las Cigarreras, 1).

Así fue el genial Schommer

Alberto Schommer nació en Vitoria – Gasteiz en 1928. Pronto se interesó por la pintura, el cine y la fotografía, que comenzó a practicar en el estudio, que desde 1922 regento su padre, el fotógrafo alemán Albrecht Schommer Koch, en la capital alavesa. Desde aquí, el joven Alberto “trastocaría ” las bases de la fotografía cambiando las luces: utilizando una sola luz y aclarando las sombras con cartulina blanca. Caso similar al de Eduardo Chillida en la escultura, mediante sesiones nocturnas en la fragua de Hernani.

En los primeros años cincuenta, descubrió a los maestros, Irving Penn y Richard Avedon. “Qué maravilla”, exclamo, porque defendían la fotografía como arte. Sus reportajes, bodegones, paisajes, retratos y cascografías forman ya parte de la memoria visual española y de la historia de la fotografía. La célebre serie Retratos psicológicos, de mediados de los setenta, alcanzo, en palabras de su colega de AFAL Pérez Siquier, un “milagro estético”, convirtiéndose en una crónica de la Transición.

Alberto Schommer - Tuya en la sombra 2007

Alberto Schommer – Tuya en la sombra 2007

La exposición revisa la figura y la larga trayectoria de Alberto Schommer, en varios apartados:

Primera Época. Abarca 10 años (1950-1960), en los que trabajaba la fotografía mientras pintaba. El libro The Family of Man, de Steichen, ánimo a Schommer a recorrer las calles de Vitoria, con la Rolleifex y una vieja Leica.

Paisajes y escenarios urbanos. A través de una selectiva abstracción cromática, consigue una dualidad entre sus dos series: Máscaras y Paisajes negros. En sus escenarios urbanos, logra reflejar un lenguaje propio: pictórico, desvinculado de connotaciones de orden conceptual con matices de Walker Evans o Robert Frank, como se observa desde su primer libro El grito de un pueblo (1978).

Puesta en escena. Es, desde Warhol a Dalí (pasando por todo el elenco económico y cultural del país), donde Schommer despliega toda su audacia creativa en unos retratos cargados de fina ironía. En este apartado dedicado a la “experimentación” alcanza la máxima libertad, acercándose a sus inicios en la pintura en series como Flores o Civilizaciones, hasta llegar a la escultura con las Cascografías, (aprovechando las posibilidades formales resultantes de la deformación del papel).

Alberto Schommer - el niño solo 1957

Alberto Schommer – el niño solo 1957

La obra de Schommer ha sido expuesta en numerosos países, habiendo recibido incontables galardones a lo largo de su trayectoria profesional. Ha publicado más de 70 libros de sus viajes por el mundo. En 1996 ingreso en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y en el 2009 el Ministerio de Cultura le concedió la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes. Fue Premio Nacional de Fotografía en el 2013 y traspasó las puertas del Museo del Prado con su serie Máscaras, en mayo del 2014, siendo el primer fotógrafo español y vivo que lo consigue.

— · —