El 1 de diciembre de 2014 es el día en que el mundo ha podido ver por primera vez en la historia una foto en color real de un cometa: el del llamado 67P/Churyumov-Gerasimenko, sobre el que el pasado 12 de noviembre ‘aterrizó’ el primer nódulo terrestre que ha alcanzado uno. La imagen ha sido obtenida utilizando todo el rango de espectro captado por una de las cámaras de la nave especial Rosetta, que hasta ahora sólo se podía mostrar una escala de grises.

Se trata en concreto de la cámara de ángulo estrecho, una de las dos del sistema de imagen OSIRIS (Optical, Spectroscopic, and Infrared Remote Imaging System) de Rosetta.

Y la razón por la cual la imagen no es del todo nítida se debe a que el cometa se movió entre las exposiciones, como un usuario de Reddit mostró separando el RGB (rojo, verde y azul) canales en la imagen de color compuesto, como se ve en este gift:

cometa-2

Aquí está la misma foto apilada y con el color corregido, presentada por otro Redditor:

cometa-3

Como referencia, este es el color de una foto de Marte tomada por la cámara de Rosetta OSIRIS con la misma técnica de exposición múltiple:

cometa-4