Este lunes 18 de abril se han fallado los Premios Pulitzer 2016, unos de los galardones más prestigiosos del mundo en el periodismo y la literatura, que se entregan desde 1917 y que, además de artículos periodísticos, también premian las fotografías publicadas en prensa.

En la categoría de fotografía de noticias, los fotógrafos Mauricio Lima, Sergey Ponomarev, Tyler Hicks y Daniel Etter, del diario The New York Times, han ganado el premio por su cobertura de la crisis de refugiados de Siria, Irak y Afganistán que huyen de los conflictos y la violencia en sus países hacia Europa, gracias a las siguientes fotografías:

El premio fue compartido con el staff de la agencia Thomson Reuters, galardonado por su trabajo en el mismo tema.

Premio a un reportaje fotográfico de 5 meses

Pero, además de la categoría de ‘Noticias de última hora’, en los Pulitzer también hay cabida para la fotografía social. Y se premió la mirada y estética de Jessica Rinaldi, por su reportaje visual para el diario ‘Boston Globe’, titulado ‘The life and times of Strider Wolf’ (La vida y tiempos de Strider Wolf), donde exhibe la vida de un niño pobre, en un reportaje que a la postre sirvió para cambiar su futuro y el de su familia.

Su obra periodística ganadora, producto de cinco meses de trabajo, muestra la cotidianidad de un niño estadounidense llamado Strider Wolfe, que vive con sus abuelos y su hermano menor, en condiciones de pobreza.

“Strider Wolfe nació en la parte más pobre de Maine. Cuando tenía dos años, el novio de su madre casi lo mata a golpes. A los tres años, el estado entregó su custodia y la de su hermano menor a sus abuelos, Larry y Lanette, quienes luchan día a día para mantenerse vendiendo chatarra.

“En la primavera de 2015, cuando Strider tenía cinco años, Larry y Lanette fueron desalojados del remolque en donde vivían. Teniendo que moverse a diferentes campamentos y estacionamientos para poder tener un lugar en el cual dormir. Pero a pesar de esto, el único deseo de Strider es el de ser amado”, relata.

El reportaje social de Rinaldi, con textos de Sarah Schweitzer, sirvió para que la comunidad del Estado le enviara regalos a la familia Wolf y hasta se creó un fondo de caridad en el sitio GoFundMe, que recaudó 20 mil dólares, con lo que pudieron adquirir un nuevo hogar.

pulitzer-foto-2016

Junto a la crisis de los refugiados, la edición 2016 de los Pulitzer premió el trabajo de los periodistas y fotógrafos en la cobertura de los conflictos en Afganistán y Siria y el surgimiento del grupo extremista Estado Islámico (EI), además de temáticas estadounidenses de alcance internacional.

Alissa Rubin, también del New York Times, obtuvo el galardón de cobertura internacional por sus artículos sobre las mujeres afganas.

El periódico Los Angeles Times ganó la categoría de noticias por su cobertura de la matanza de San Bernardino (California), donde Syed Farook y su esposa Tashfeen Malik asesinaron a 14 personas el 2 de diciembre pasado, antes de ser abatidos por la policía.

El premio al libro de no ficción fue para Joby Warrick por Black Flags: The Rise of ISIS (Banderas negras: el ascenso de EI), sobre la situación en Irak y el crecimiento del grupo extremista.

La agencia de noticias estadounidense The Associated Press (AP) fue premiada por periodismo de servicio público al investigar los abusos laborales vinculados con el abastecimiento de mariscos en su país, lo que llevó a la liberación de 2.000 esclavos.

En la categoría de cobertura nacional en Estados Unidos el premio fue para el staff del diario The Washington Post por su trabajo sobre cuán a menudo y por qué la policía mata.

Al margen de las categorías de prensa, el premio Pulitzer de ficción fue otorgado a vietnamita-estadounidense Viet Thanh Nguyen por su novela The Sympathizer.

El premio a la mejor obra de teatro fue para el neoyorquino hijo de portorriqueños Lin-Manuel Miranda por Hamilton, sobre uno de los padres fundadores de Estados Unidos.