¿Sabíais que en España acaba de descubrirse un pozo vertical más profundo que las desaparecidas Torres Gemelas o que la Torre Eiffel? Con la friolera de casi 436 metros, es el más grande de España y el segundo pozo vertical de caída libre más grande del mundo. Se descubrió en verano de 2016 en Cantabria, pero no ha trascendido hasta el 30 de diciembre.

¿Queréis verlo en fotos?

Cuentan los descubridores que, para hacer las fotos, una sola persona sola fue “imposible”. Se requirió la colaboración de “entre cuatro y cinco personas” para controlar la cámara, los flashes o las emisoras para comunicarse: “Quién da al mando a distancia es lo de menos”.

Si queréis saber más cositas sobre este súper pozo, podemos contaros que lo descubrió un grupo de espeleólogos cántabros en la ladera de Porracolina, en la vertiente del valle de Calseca, en Ruesga.

Todo comenzó en primavera, poco después de descubrir una serie de nuevas torcas en la zona, en una de las cuales comprobaron la existencia de una “pequeñísima” boca con “un soplo de aire”.

Después de remover escombros y piedra, dieron con una entrada que les hizo suponer que había tras ella una gran cavidad.

El pozo se encuentra muy cerca de la torca del Tejón, cuyo pozo de Los Pasiegos, con 346 metros de caída libre, ostentaba hasta ahora el récord en la península.

Este grupo de espeleólogos ha necesitado hasta cuatro entradas, o lo que es lo mismo, cuatro días para poder instalar los anclajes y equipos necesarios, “colocados cada 15 ó 20 metros”, para poder “atacar” y culminar la exploración y llegar hasta el fondo de la cavidad, algo que ha requerido el uso de casi 600 metros de cuerda.

Una tarea laboriosa, no exenta de esfuerzo y complicaciones, como las caídas de agua “constantes” a lo largo del recorrido o tratar de encontrar la manera de esperar suspendido tanto tiempo de las cuerdas.

El descenso, una vez realizado todo el montaje de los anclajes y equipos, se tarda en realizar en torno a una hora y media, frente a las tres horas para salir, si se afronta a “un ritmo fuerte”.

Para tratar de “hacerse una idea” de la profundidad de este pozo, equivale a casi vez y media la altura de la Torre Eiffel de París o la de las desaparecidas Torres Gemelas de Nueva York.

pozo-mas-alto-torre-eiffel

Según las clasificaciones internacionales, este pozo entraría en la lista de los diez pozos verticales más profundos del mundo, y dentro de la categoría de pozos interiores de caída libre, estaría en segunda posición mundial, tras la sima de Velebita, en Croacia, con 513 metros, y justo por delante de los 424 metros de la sima de Baiyu Dong, en China.

* Más info y fotos, aquí

— · —