La capital vasca es una de las mejores ciudades del mundo para vivir pero cualquier fotógrafo, profesional o apasionado, debe reconocer que también es una de las más fotogénicas. Sus calles, parques y rincones esconden multitud de fotos esperando ser captadas.

La escuela de fotografía de Vitoria FotoGasteiz ha seleccionado los diez mejores espacios de la ciudad basándose en la experiencia cosechada en sus clases prácticas y paseos fotográficos. Estos diez enclaves deberían ser visitados por todos los vitorianos aficionados a esta disciplina provistos de sus cámaras, para descubrir una nueva forma de ver lo que en el día a día pasa desapercibido.

1) Entorno del kiosco y las fuentes de La Florida

parque-florida-fotogasteiz

En pleno centro de Vitoria-Gasteiz y conectado con dos de las principales arterias peatonales de la capital, este espacio es perfecto para realizar retratos, posados y fotoreportajes, y lograr desenfoques coloridos, sobre todo en primavera y en otoño, con el potente verde característico de la primera y los marrones anaranjados de la segunda. Es uno de los mejores entornos de la capital y escenario habitual de las clases al aire libre de Fotogasteiz donde, además del retrato y el desenfoque, trabajan multitud de técnicas fotográficas.

2)  Puente de piedra del Parque de San Martín

lago-san-martin-fotogasteiz

Sin salir de la ciudad, cualquiera diría que está en plena naturaleza. Un espacio tranquilo y romántico en el que sólo se escucha el sonido del agua, de las aves y de algún niño que juega en su interior, y perfecto para realizar reportajes familiares. Es un entorno idílico, sobre todo cuando los impresionantes rosales dejan verse en todo su esplendor.

3) Estanque del Parque de Arriaga

patos-arriaga-fotogasteiz

Si buscamos un espacio único donde fotografiar animales sin tener que salir de los márgenes de la ciudad, el estanque del parque de Arriaga es perfecto. Lugar de cría para ánades y gallinetas, se presenta ideal para practicar fotos con aves y hacer los primeros pinitos sin necesidad de comprar carísimos teleobjetivos. El mejor truco: llevar pan duro en el bolsillo para animar a estos modelos acuáticos a acercarse y posar.

4) Laguna de Betoño (Humedales de Salburua)

salbura-fotogasteiz

Los atardeceres más coloridos se reflejan en las aguas de este humedal que hace de espejo potenciando la belleza de nuestras fotografías, sobre todo si utilizamos un gran angular. El mejor punto de vista para colocar el trípode y sentarnos a despedir el día es la zona arbolada del oeste de la laguna. Sin duda, uno de los rincones más fotogénicos de la green capital.

5) Correría y Cuchillería

bici-rampa-correria-fotogasteiz

Ya sólo sus nombres convierten a estas calles en especiales. Por ellas pasean vitorianos de toda la vida y nuevas generaciones que regresan al lugar en el que comenzó a crecer la ciudad. Por el casco viejo se cruzan trabajadores que atajan con los comerciantes de algunas de las tiendas con más encanto de todo Gasteiz que abren las persianas de sus originales y cuidados escaparates. Es una zona ideal para practicar fotografía callejera, robados y retratar la vida gasteiztarra.

6) Sancho El Sabio

sancho-sabio-fotogasteiz

La belleza diaria de este espacio entregado al peatón se multiplica de noche cuando se encienden sus neones de colores. Cualquiera que se acerque con su cámara y un objetivo bien luminoso conseguirá retratos nocturnos con fondos desenfocados -aquello que los fotógrafos denominan Bokeh- de todos los colores imaginables. Asimismo, los aficionados a las largas exposiciones, trípode en mano, podrán encuadrar el paso del tranvía y conseguir impresionantes estelas de luz con la Catedral Nueva de fondo.

7) Entorno de la Estación y Puente de San Cristobal

estacion-tren-vitoria-fotogasteiz

Visitar esta zona provistos de una cámara y sin mirar el reloj es algo que sin duda hay que hacer al menos una vez en la vida. Las solas vías, el paso de los interminables trenes de mercancías por ellas y el Sol despidiéndose mientras hace brillar los hierros del entorno convierten este enclave en mágico, pudiéndose tomar impresionantes fotografías con la Sierra de Badaia al fondo.

8) Rosaleda del Parque de Arriaga

rosaleda-arriaga-fotogasteiz

Permanece escondida, esperando ser descubierta, y ahí radica gran parte de la exclusividad de esta rosaleda. Un lugar muy poco transitado, ideal para practicar la macrofotografía por la cantidad y diversidad de flores, insectos y abejas que la habitan -en primavera y verano- entre sus rosas, sus romeros y sus hierbabuenas.

9) Cementerio de Santa Isabel

cementerio-vitoria-fotogasteiz

No por lo que alberga deja de ser interesante fotográficamente hablando. Es un espacio de la capital por descubrir. Este camposanto tiene más de dos siglos de antigüedad y sus monumentales panteones lo convierten en una visita obligada para tomar fotografías en blanco y negro donde destaquen las texturas de la piedra y las cadenas.

10) Entorno de la Basílica de Armentia

basilica-armentia-fotogasteiz

Por dentro es bonita y por fuera lo es aún más. La basílica y la campa de Armentia componen un marco incomparable para todo tipo de fotografía: familiar, de retrato, para reportajes de bodas… Es un lugar tranquilo donde poner en práctica cualquier técnica fotográfica y la décima opción según la escuela de fotografía de Vitoria Fotogasteiz, que recomendaría un centenar de espacios más, si bien considera estos diez como los más agradecidos para la práctica del séptimo arte, su pasión y vocación.

Fotografías: Gustavo Bravo (FotoGasteiz)