¿Preparados para ver algo que muchos jamás hemos llegado a imaginar? ¿Más de un astro iluminando el cielo durante el día y más de un solo satélite dejándose ver (y fotografiar) por la noche?

La agencia espacial rusa Roscosmos ha recreado visualmente (sin explicar los efectos que ello conllevaría) el firmamento simulando que la Tierra orbitara otra estrella, con un resultado expectucular.

El vídeo muestra en orden de aparición a Alfa Centauri (a unos 4,37 años luz de la Tierra), Sirio (a 8,6 años luz), Arturo (a 36,66 años luz), Vega (a 25,05 años luz) y Polaris (a 431 años luz).

Y del mismo modo, ha hecho lo propio simulando qué pasaría si otros planetas del sistema solar ocuparan el lugar de la Luna respecto a la Tierra. 

Increíble, ¿verdad?